En Polonia los sitios que tenemos para descubrir son tantos que hace falta quizás toda una vida para conocerlos y más aun descifrarlos.

historical_museum_lodz_poland_photos_gov.jpg

La ciudad de Lodz
es un asentamiento humano bastante antiguo, con monumentos que datan de hace un siglo, esta ciudad se convirtió en un caldo de emprendedores gracias al desarrollo de la industria textil por el siglo XIX. Los empresarios comenzaron a llegar desde otras latitudes polacas, incluyendo Alemania y hasta Rusia, consiguiendo la gran mayoría amasar respetables fortunas, fruto de su trabajo y esfuerzo y la infaltable suerte en su preciada aventura.

La ciudad refleja su periodo de riquezas en la elegante arquitectura de sus edificios, mansiones burguesas y enormes fabricas textiles del siglo XIX.Lodz todavía es una ciudad joven con empuje y fuerza, que se enorgullece de su pasado y presente como ninguna otra.

lodz1.jpg

La ciudad es travesada transversalmente por la calle Piotrkowska a lo largo de la cual se observan hermosas casas de ricos, palacios pertenecientes a los propietarios de las fábricas, los locales destinados a lujosos restaurantes del siglo XIX con terrazas muy elegantes y bien cuidadas, además de una seguidilla de pubs modernos que combinan a la perfección con la Lodz antigua.

En Lodz
se celebra todos los años el Festival del Dialogo de las Cuatro Culturas, que simula la vida de los representantes de cada una de las cuatro culturas que allí confluyen, la cultura polaca, la ortodoxa, la judía y alemana. Lodz fue cuna del famoso pianista Julian Tuwim y el famoso director de cine Román Polanski, entre varios otros.

Foto: theodora, letsgopoland