La Cordillera Beskid Niski es la mas baja y larga de los Cárpatos polacos. Entre medio de sus picos y quebradas, se aprecian prolíficos valles, bosques, prados y afluentes de agua.

beskid_niski_jesien.jpg

Existen también éntrelas montañas, algunos huertos silvestres, cruces de camino y iglesias ortodoxas que van dando un paisaje distinto y especial a las montañas. Entre los vestigios históricos encontramos varios cementerios de la Primera Guerra Mundial, casi en todos los bosques se ve uno, también en las pendientes, por lo que se deduce, las muertes fueron numerosas y masivas.
La cordillera Beskid Niski es idónea para caminarla a pie, hay en ellas varias rutas señalizadas especialmente para las visitas turísticas, algunos senderos y caminos son también muy fáciles de seguir.

beskid_niski1.jpg

Las zonas protegidas están dentro del Parque Nacional Magurski, que cuenta con gargantas como la del rio Wisloka, que serpentea y cambia de dirección a capricho, algunos poblados y iglesias ortodoxas. Este Parque es bastante nuevo, data de 1995 y casi la totalidad de su superficie esta compuesta por bosques distribuidos en niveles, algunos con alisedas de Cárpatos y pantanosas, otros con hayales de Cárpatos, otros con abetos y hayas, mas algunas escasas píceas.

Entre los bosques viven muchos animales, entre ellos hay más de 200 especies protegidas, ciervos, cozos, jabalíes, lobos, zorros y linces. También se pueden ver aunque pocas veces, las martas y gatos monteses además de nutrias y castores. En los cursos de agua se pueden observar mas de diez especies de peces. En la copas de los arboles en cambio, se ven muchas especies de aves, como buharros, plangas, antillo de Ural, águila real, búho y comeabejorros.

Foto: Chelmiec, Commons.wikimedia