casas-gliwice.jpg

En la ciudad polaca de Gliwice ha saltado una noticia realmente sorprendente, ya que ha tenido lugar un hallazgo cuanto menos inquietante por parte de un grupo de arqueólogos que se encontraba trabajando en la zona. De momento lo que se sabe es que se trata de cuatro cadáveres ubicados en una misma zona y a priori los expertos han pensado que podría tratarse de vampiros, al menos al ver la posición en la que se han encontrado estos cadáveres en la ciudad de Gliwice, donde la noticia ha sorprendido e inquietado a muchos ciudadanos.

Son cadáveres que datan de la época medieval y se han encontrado con la cabeza cortada y colocada justo en las pierdas, una posición muy similar a la que se solían colocar a las personas de las que se sospechaba que podían ser vampiros. De esta forma al cortar la cabeza se evitaba su aparición una vez muerto.

De todos modos no deja de ser una mera creencia, algo muy habitual en la Edad Media, aunque también historiadores hablan de enterramientos similares en los siglos IX y XVII por parte de una serie de tribus paganas, ya que cortar la cabeza del fallecido y colocarla entre las piernas era uno de los rituales de estas tribus. Lógicamente de lo que no cabe duda que es que estos cadáveres son realmente muy antiguos y desde luego ha sido un hallazgo fortuito muy interesante para los arqueólogos, algo que no se suele encontrar todos los días.

Vía | Larepublica
Foto | Wikimedia