gliwice.JPG

En Polonia uno de los cementerios más antiguos y conocidos del país es el famoso cementerio de vampiros, un nombre que se debe a que las personas que se encuentran en este lugar fueron enterradas bajo el ritual con el que se enterraban a los vampiros. Está muy cerca de la ciudad de Gliwice y a día de hoy sigue siendo uno de los alicientes más llamativos para muchos turistas, en especial para los que se interesen por este tema tan espectacular.

Es un cementerio cuyos esqueletos han sido investigados por expertos debido a que en muchos casos están enterrados con la cabeza cortada y colocada justo entre las pierdas, que era una forma habitual de enterrar a las personas que se creía que eran vampiros, así como a personas deformes o enfermas, que eran las que se ejecutaban y de ahí la creencia de que se trataba de vampiros.

Hace varios siglos era muy frecuente que algunas personas fueran acusadas de vampirismo y lógicamente a la hora de matarla se le cortaba la cabeza para impedir que volvieran a la vida. Fue una práctica habitual en la época medieval en diferentes puntos de Europa y una buena prueba de ello se encuentra en este cementerio de vampiros, todo un clásico de Polonia que sigue siendo un lugar realmente especial para los amantes de las leyendas de vampiros, que desde luego es algo que suele gustar mucho a los turistas de todos los rincones del mundo y es uno de los grandes alicientes para muchos turistas.

Vía | Polonia
Foto | Wikimedia