En Polonia hay diez lugares que han sido reconocidos por la UNESCO como parte del patrimonio mundial. Ser parte de esta selecta lista es motivo de orgullo y alegría para el pueblo polaco, instándolos a conservar y cuidar sus monumentos, selvas, parques y reservas.

varsovia.jpg

Cracovia es uno de estos selectos lugares, una ciudad milenaria y hermosa, que cuenta que con un casco medieval muy bien conservado a lo largo del tiempo. En Cracovia hay algunos edificios emblemáticos ¿qué ciudad no los tiene?, sin ellos no habría memoria, por otra parte, esta es una ciudad predominantemente universitaria en la actualidad, hay doce escuelas superiores que le dan un aire y espíritu distinto a sus calles.

Wieliczka con sus impresionantes minas de sal, es una empresa que aun funciona, la cual se encarga de extraer sal ininterrupidamente. En Kalwaria Zebrzydowska se encuentra el santuario de culto mariano donde se observa el vía crucis.

Varsovia también es parte de este grupo patrimonial reconocido por la UNESCO, una ciudad que se salvo por milagro en la Guerra de no ser completamente desintegrada; hoy se ve la modernidad a través de sus edificios y calles reconstruidas.

Torun y Zamosc es un conjunto urbano con más de 300 monumentos. Malbork por su parte, es la fortaleza más grande de Europa, la más visitada por las visitas así como la Selva Bioalowieza, donde pueden ver una densa flora y fauna, poblada además por enormes bisontes, es un espectáculo impresionante.

Auchwitz-Birkenau
es el lugar donde se encuentra inscrito el museo del campo de exterminio mas impactante de la historia Polaca, allí se encuentran videos, fotografías y recuerdos de la Guerra.

Foto: Galeriade.com