polonia-monumentos.jpg

Ayer con la beatificación de Juan Pablo II estuvieron muchas personas en Roma, pero en Polonia se vivió de forma muy especial, ya que Juan Pablo II era polaco y por lo tanto era una persona muy admirada por los católicos de este país. Ayer fue una jornada festiva para muchos polacos, que no dudaron en salir a la calle para celebrar un momento tan importante para su país y para uno de sus ciudadanos más ilustres.

Ahora ya se puede decir que Juan Pablo II es un beato y un hecho que llena de orgullo a todos los polacos, tanto los que asistieron a la beatificación en directo como los que no pudieron viajar pero lo celebraron en su país. Seguro que esta beatificación será un hecho muy importante para fomentar el turismo religioso en Polonia y puede hacer mucho bien a la economía de este país, gracias a que hay muchos fieles que a partir de ahora van a querer conocer el país en el que nació hace ya muchos años Juan Pablo II, nuevo beato.

Desde el punto de vista religioso el hecho que tuvo lugar ayer fue de los más importantes de los últimos años, especialmente porque muchas personas de diferentes países mostraron su cariño hacia el papa fallecido hace algunos años y que todavía siguen recordando con mucha claridad, algo que sucede lógicamente en su Polonia natal, un país que estuvo durante la jornada de ayer de fiesta, algo lógico ante lo que sucedió en Roma.

Vía | Prensalibre
Foto | Flickr